No es ningún secreto que el ejercicio es una parte necesaria para estar sano. Lo que puede resultar sorprendente es que no es necesario ir al gimnasio todos los días, correr durante kilómetros o levantar un surtido de pesas para alcanzar una buena salud.

Puede conseguir numerosos beneficios para la salud con sólo dar un paseo diario. Puede ser difícil encontrar el tiempo para hacer ejercicio, pero un simple paseo nocturno o una caminata en la hora del almuerzo es todo lo que necesita para disfrutar de una verdadera mejora de la salud.

Sólo se necesita media hora

Treinta minutos de caminata cada día es todo lo que necesita para mejorar su salud física y mental en general.

| Relacionado: Los entrenamientos de alta intensidad pueden ralentizar el proceso de envejecimiento

Obviamente, si tienes objetivos específicos, como ganar músculo o competir en una maratón, necesitarás entrenamientos más intensos. Pero para la persona promedio que sólo busca mantenerse en forma y saludable, todo lo que necesita es una caminata de treinta minutos.

Además de los ocho beneficios que se mencionan a continuación, también obtendrá aire fresco y vitamina D del sol, ambos esenciales para su salud.

Mejora de la salud mental

Se ha demostrado que caminar mejora los síntomas asociados con los trastornos del estado de ánimo, como la depresión y la ansiedad. Incluso si no padeces ninguna enfermedad mental, el simple hecho de salir de casa o de la oficina te hará mucho bien.

| Relacionado: Cómo desarrollar la resiliencia en la mediana edad |

El cambio de escenario, el aire fresco y el ejercicio suave le ofrecen una breve escapada de su rutina diaria. Un paseo alrededor de la manzana le ayuda a despejar la cabeza y a aliviar el estrés, para que pueda volver a su día renovado y listo para seguir.

Aumentar la inmunidad

Se ha demostrado que caminar durante treinta minutos aumenta la producción de células inmunitarias y la circulación. Cuantas más células inmunitarias tenga, más protegido estará de las enfermedades. La circulación mejorada de la que disfruta al caminar también garantiza que las células inmunitarias lleguen más rápidamente a donde se necesitan.

Apoya la pérdida de peso

La mayoría de la gente tiene la impresión de que ir a la cinta de correr es la mejor manera de perder peso. Si bien esto es cierto, algunas actividades cardiovasculares intensas pueden ser demasiado duras para el cuerpo, especialmente para aquellos con dolor en las articulaciones.

| Relacionado: 4 maneras fáciles de apoyar sus articulaciones |

Caminar es una forma más suave de cardio y puede reducir los efectos de 32 genes que promueven la obesidad en su cuerpo. Al inhibir la acción de estos genes, se puede controlar la obesidad, lo que le permite perder el exceso de peso y recuperar una buena salud.

Prevenir la diabetes

Los estudios han demostrado que el ejercicio aeróbico ayuda a su cuerpo a utilizar la insulina de manera más eficiente. Si está en riesgo de desarrollar diabetes o ya padece la enfermedad, entonces una caminata rápida después de cada comida es ideal para ayudar a regular los niveles de azúcar en la sangre.

| Relacionado: El cómo y el porqué de reducir tu consumo de azúcar |

Incorporar una caminata a tu plan diario te ayudará a apoyar a tu cuerpo e incluso puede prevenir cualquier otra complicación asociada a la enfermedad. Tanto si tienes diabetes como si no, caminar todos los días puede ayudarte a mantener los niveles de azúcar bajo control.

Reduce el estrés comiendo

Todos tenemos antojos, y estos suelen ser el resultado de los picos y caídas en los niveles de azúcar en sangre. Lo malo de los antojos es que suelen estar relacionados con los carbohidratos o los alimentos con alto contenido de azúcar.

Dado que el exceso de azúcar o de grasa contribuye al aumento de peso y complica enfermedades, como la diabetes, la mejor manera de evitar los antojos es salir a caminar. También nos gusta comer más cuando estamos estresados, pero el azúcar que se nos antoja será perjudicial para nuestra salud.

Un paseo es la mejor opción. Caminar cada día ayuda a controlar los antojos, a regular el metabolismo y a liberar el estrés acumulado.

Saludable para el corazón

El propio término cardio sugiere una relación con el corazón. Los entrenamientos de cardio han sido reportados durante mucho tiempo como beneficiosos para la salud del corazón, y caminar es una de las mejores opciones de cardio.

| Relacionado: Los 7 alimentos saludables para el corazón que debes comer |

Como ejercicio más suave, caminar te permite hacer bombear la sangre sin esforzarte demasiado. Se ha demostrado que caminar al menos veinte minutos al día reduce el riesgo de padecer enfermedades cardíacas hasta en un 30 por ciento.

Mejora de la movilidad

Una de las cosas que más tememos a medida que envejecemos son las limitaciones físicas que desarrolla nuestro cuerpo. Envejecer se asocia a una disminución de la movilidad y a un aumento de la fragilidad, pero caminar cada día puede ayudar a cambiar las tornas.

Cuanto más ejercicio hagas en tu juventud, menos posibilidades tendrás de desarrollar discapacidades físicas cuando seas mayor. Dicho esto, no hay que preocuparse si no fuiste un joven activo, ya que siempre estás a tiempo de empezar a moverte.

Añade un paseo a tu rutina diaria y ayuda a tu cuerpo a prevenir los signos típicos del envejecimiento. El aumento de la movilidad protege de las lesiones y también mejora la salud física general de las personas mayores.

Disminución del riesgo de cáncer

Aunque no existe una cura definitiva para el cáncer, hay numerosas opciones que puede tomar para ayudar a prevenirlo o reducir el riesgo de desarrollar ciertos tipos. La actividad física y la salud en general son ideales cuando se trata de mantener alejado el cáncer, y un paseo diario es un buen punto de partida.

Los estudios han demostrado que caminar cada semana durante tres horas reduce los riesgos de desarrollar ciertos tipos de cáncer. Tomar un poco de aire fresco nunca sonó tan bien.

Por si todo esto fuera poco, lo mejor de caminar es que es gratis y sencillo de hacer. No se necesitan costosas afiliaciones a gimnasios, y puede encajar fácilmente en su vida.

La conclusión

Treinta minutos al día por la mañana antes de ir al trabajo, en el almuerzo para alejarse de la oficina, o después de la cena para ayudar a la digestión, caminar es la forma más sencilla y barata de hacer ejercicio.

Caminar hace que el corazón bombee y la energía fluya, ayudándole a mantenerse alerta y creativo durante todo el día. Sentirse bien por dentro y verse bien por fuera, caminar es el último regalo para la salud sin ningún esfuerzo.

Cuando se trata de una gran salud y bienestar general, la simplicidad es la clave del éxito. Ponte unos zapatos cómodos y sal a caminar.

LEER SIGUIENTE >>>Por qué el ciclismo es el mejor ejercicio contra el envejecimiento

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.