Aleksandr Dmitriyevich Protopopov, (nacido el 30 de diciembre de 1866, Moscú, Rusia – fallecido el 1 de enero de 1918, Moscú), estadista ruso que fue el último ministro del Interior de la Rusia imperial (1916-17).

Aunque sus colegas de la Duma habían considerado a Protopopov un liberal moderado que merecía su respeto, lo condenaron como un renegado cuando entró en el gobierno. Al carecer de experiencia administrativa, minimizó la amenaza de la revolución en Rusia. Tampoco consiguió paliar la grave escasez de alimentos en Petrogrado y otras ciudades. Cuando ordenó a la policía que tomara medidas severas para evitar el estallido de disturbios, sólo consiguió contribuir al creciente descontento que estalló en marzo (febrero, al estilo antiguo) de 1917, en una serie de huelgas y disturbios que derrocaron al régimen imperial, incluido Protopopov. Encarcelado en la Fortaleza de Pedro-Pablo tras la Revolución de Febrero, fue fusilado posteriormente por orden de la Cheka (policía política) comunista.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.