Riesgos de una colonoscopia

Aunque la prueba es bastante común y no suele tener excesivas complicaciones, más allá de las molestias y dolores que puede causar, existen una serie de riesgos:

  • Rotura en la pared del colon: Se puede producir una ruptura en las paredes de los intestinos, para la cual será necesaria la cirugía.
  • Hemorragia interna: Es posible que se produzca sangrado a raíz de la retirada de una parte del tejido recogido para una biopsia o a partir de la extracción de un pólipo.
  • Infección: No es común que se produzcan infecciones a causa de una colonoscopia, pero existe el riesgo de que se desarrolle, siendo necesario, llegado el caso, el tratamiento con antibióticos.

Cuándo se hace una colonoscopia

Un examen de este tipo se suele realizar en el caso de que aparezcan una serie de síntomas que pueden indicar la existencia de una patología o afección. La colonoscopia se suele realizar en caso de:

  • Existencia de pólipos vistos previamente en una prueba radiográfica o una sigmoidoscopia.
  • Anemia, siempre y cuando no se ha encontrado ninguna otra causa que pueda producirla.
  • Dolor abdominal.
  • Alteraciones en las deposiciones.
  • Pérdida anormal de peso.
  • Presencia de sangre en las heces.
  • Seguimiento de una enfermedad o afección diagnosticada previamente, como cáncer de colon, colitis ulcerosa o enfermedad de Crohn.

Ver también:

Cómo prevenir el cáncer de colon

Tratamiento para la enfermedad de Crohn

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.