ALBUQUERQUE, N.M. –

Han pasado cuatro años desde que Victoria Martens, de 10 años, fue asesinada y mutilada en el lado oeste de Albuquerque.

Y aunque dos de los tres sospechosos del caso han llegado a acuerdos de culpabilidad, parece que sigue habiendo más preguntas que respuestas en esta impensable tragedia.

Publicidad

En los primeros días después de la muerte de Victoria, la madre de la niña, Michelle Martens, dio a la policía una confesión falsa que durante más de un año desvirtuó la narración del caso, que señalaba a Martens, a su entonces novio Fabian Gonzales y a su prima, Jessica Kelley.

En 2018 el fiscal del condado de Bernalillo, Raúl Torrez, anunció nuevas e impactantes novedades en el caso, según las cuales Martens y Gonzales ni siquiera estaban en casa en el momento en que Victoria fue asesinada.

La nueva información también parecía insinuar un cuarto sospechoso aún desconocido, ya que se encontró el ADN de un hombre no identificado en el cuerpo de Victoria.

Martens llegó a un acuerdo de culpabilidad poco después de que se descubriera la nueva información y se declaró culpable de abuso infantil con resultado de muerte.

Casi un año después, en 2019, Jessica Kelley llegó a su propio acuerdo de declaración de culpabilidad justo antes de que comenzara la selección del jurado en su caso.

Kelley aceptó declararse sin oposición a seis cargos, incluyendo abuso infantil con resultado de muerte, gran daño corporal, asalto agravado, manipulación de pruebas y conspiración para cometer manipulación de pruebas.

Como parte de su declaración, testificará contra Gonzales.

Los registros judiciales muestran que Kelley dijo a los investigadores que estaba drogada con metanfetamina, cuidando a Victoria Martens cuando un hombre que no conocía entró en el apartamento y mató a la niña.

Kelley dijo que le dijo a su primo, Fabian Gonzales, que Victoria estaba muerta. Kelley dijo a los investigadores que ella y Gonzales desmembraron a Victoria, luego la pareja puso a la niña en una bañera y trató de limpiar la escena del crimen.

Gonzales es actualmente el único sospechoso que se enfrentará a un juicio por la muerte de Victoria. Fue liberado de la cárcel, a la espera del juicio a finales del año pasado.

Se le acusa de manipulación de pruebas y de abuso de menores con resultado de muerte.

Los investigadores aún no han encontrado al misterioso cuarto sospechoso.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.