Si los miembros de la familia no son dueños o parcialmente dueños de la propiedad, sí. En la mayoría de los casos, usted simplemente sigue el proceso de desalojo estándar para sacar a un miembro de la familia de una de sus propiedades. A menudo tendrá más éxito con los miembros de la familia, y con las relaciones familiares, si primero intenta otros medios para conseguir que se muden; sin embargo, si ha agotado todos los intentos amables para conseguir que abandonen la propiedad, puede que tenga que proceder con el proceso de desalojo legal. Un abogado puede ayudarle a entender las leyes locales que pueden aplicarse a su situación.

Si el familiar vive en la misma casa que usted, el proceso puede volverse incómodo y volátil. Lo primero que hay que averiguar es si es un inquilino real o no. Si lo es, pueden aplicarse las leyes habituales sobre inquilinos. Para mantener las relaciones, es posible que se encuentre en una situación de «dinero por llaves» en la que les ayude económicamente a mudarse a cambio de que se vayan.

Desahucios en Nueva York: Derechos del inquilino

En Nueva York, como en muchos estados, las leyes sobre inquilinos y propietarios suelen favorecer al propietario o a la empresa de gestión de la propiedad; sin embargo, los inquilinos de Nueva York tienen derechos. Si recibe una notificación de desalojo y no se ha retrasado en el pago del alquiler y no cree que haya violado el contrato de arrendamiento, puede contratar a un abogado para que le ayude a combatir el desalojo. Si no puede permitirse un abogado, le convendrá buscar los servicios legales de bajo coste o gratuitos que puedan estar a su disposición.

Los alquileres en Nueva York son casi los más altos del país. Si está pagando menos que sus vecinos, su empresa de gestión de la propiedad puede querer aumentar su alquiler o trasladar a otra persona que pague un alquiler más alto. En la última década en Nueva York, algunos propietarios han intentado desalojar a los inquilinos para aumentar los alquileres. Aunque puede que esto no sea lo que le ocurra a usted, debe saber que es una táctica común en su estado. Muchos inquilinos incluso acaban decidiendo aceptar una «compra» como incentivo para mudarse.

Aquí tiene las respuestas a algunas preguntas comunes que puede tener:

¿Cuántos meses tiene que estar atrasado en el pago del alquiler para que lo desalojen?
En muchos casos, un propietario puede iniciar el proceso de desalojo tan pronto como se retrase en el pago del alquiler. El momento en que se considera que el alquiler está atrasado debe estar definido en su contrato de alquiler. Por lo general, es cinco días después de la fecha de vencimiento del alquiler, que suele ser el primero del mes. Le conviene notificar al propietario tan pronto como sepa que puede retrasarse en el pago del alquiler y llegar a un acuerdo de pago lo antes posible. Si se decide un acuerdo de pago, consiga ese acuerdo por escrito y cumpla con el calendario de pagos.

¿Qué no puede hacer un propietario para intentar que me mude?
Algunos propietarios pueden intentar tácticas de fuerza, a menudo llamadas «desalojos de autoayuda» para intentar que usted se mude. Los desalojos legales deben seguir las leyes de desalojo estatales y locales. Por lo general, los propietarios no pueden, sin una orden judicial:

  • Cambiar las cerraduras
  • Barricar o bloquear las puertas
  • Cortar los servicios públicos o el agua
  • Retirar sus muebles o propiedades

¿Qué protecciones tengo contra el desalojo?
La mayoría de las zonas cuentan con leyes que protegen de los desahucios por motivos como la discriminación basada en el origen étnico, el género, la edad, la religión o el estado civil, entre otros. En algunas zonas también puede tener algún motivo para luchar contra un desahucio si el propietario no ha mantenido la vivienda habitable. Si el propietario no ha seguido el proceso de desahucio adecuado, también puede tener una defensa. En estos casos, lo mejor es consultar con un abogado local que se especialice en las leyes de propietarios e inquilinos.

¿Qué es el «dinero por las llaves?»
Esta táctica se está volviendo muy común en las regiones de altos alquileres como Nueva York. A veces, el propietario puede tratar de convencerlo de que se mude con un incentivo en efectivo. En zonas del estado de Nueva York, el incentivo puede ser de miles de dólares. Esta es una estrategia que algunos propietarios utilizan para intentar que usted se mude más rápidamente sin pasar por el proceso formal de desalojo. Se llama «dinero por llaves», porque ellos le dan el dinero y usted les da las llaves y renuncia a los derechos del alquiler.

¿Pueden los propietarios desalojarme sin una razón? Si no están obligados por las leyes locales de control de alquileres, a menudo pueden pedirle que se mude o desocupe sin motivo. En la mayoría de las zonas, tienen que avisarle con 30 ó 60 días de antelación.

¿Qué ocurre si me desalojan?
Si no se muda por su cuenta, un sheriff o alguacil local le acompañará fuera de la propiedad. En este punto del proceso, si no se muda o no está allí cuando llegue el sheriff, pueden cambiar las cerraduras y confiscar su propiedad. Sus pertenencias suelen ser almacenadas y usted tiene que pagar los gastos de almacenamiento para recuperar su propiedad. Un desalojo en sus registros de alquiler puede dificultar que alquile otra propiedad.

Para saber más sobre los derechos básicos de desalojo, vea nuestro centro de ayuda legal para inquilinos.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.