El buque de la clase Triple E se convertirá en el mayor barco operativo del mundo cuando el gigante naviero danés Maersk reciba el buque el 2 de julio. El primer viaje oficial del barco comenzará el 15 de julio, según Maersk.El buque de la clase Triple E se convertirá en el mayor barco operativo del mundo cuando el gigante naviero danés Maersk reciba el buque el 2 de julio. El primer viaje oficial del barco comenzará el 15 de julio, según Maersk.
Ocultar leyenda

El barco más grande del mundo
Record de capacidad de carga
Gigante oceánico
Una cartera de pedidos muy ocupada
Un concepto imponente
Se puede ver
Hecho de acero

.

Puertos de escala
Motor de crecimiento

<<
<
1
2
3
4
5
6
7
8
9

>
>>

Historia destacada
  • El portacontenedores de la clase Triple E será el mayor buque operativo del mundo
  • Maersk ha encargado 20 Triple E con un coste de 190 millones de dólares cada uno
  • El gigante naviero danés recibirá el primer buque el 2 de julio

El Portal se adentra en los entresijos de los principales centros de transporte del mundo, revelando la logística que mantiene los bienes y las personas en movimiento.

(CNN) – Cuando el 2 de julio salga el primer buque de carga de la clase Triple E del astillero Daewoo Shipbuilding and Marine Engineering de Okpo (Corea del Sur), comenzará una fascinante nueva era del transporte marítimo de contenedores.

Con una longitud de casi un cuarto de milla, tan alto como un edificio de 20 pisos y construido con el acero suficiente para construir ocho torres Eiffel, el gigantesco buque se convertirá en el mayor barco operativo en el océano, aunque el primer viaje oficial no será hasta el 15 de julio.

Con una capacidad récord de 18.000 contenedores TEU (unidades equivalentes a 20 pies), el Triple E tiene espacio suficiente para un 11% más de carga que el actual buque de carga más grande del mundo, el Marco Polo, de 16.020 TEU, operado por la empresa francesa CMA CGM.

Para poner estas cifras en perspectiva, 18.000 contenedores TEU proporcionan espacio suficiente para transportar 111 millones de pares de zapatillas. Si se apilan uno encima de otro, alcanzarían la asombrosa cifra de 47 kilómetros en el cielo.

La ruta marítima AE10 entre Asia y Europa.

La ruta marítima AE10 entre Asia y Europa.La ruta marítima AE10 entre Asia y Europa.

Para Maersk, la empresa naviera danesa que ha encargado 20 de estos gigantes del mar a un coste de 190 millones de dólares cada uno, el Triple E es algo más que la siguiente etapa en la batalla por ser la mayor bestia del océano. También es un componente vital de una estrategia cuidadosamente estudiada que pretende que la compañía facilite el comercio a largo plazo a lo largo de la bulliciosa ruta marítima AE10 entre Asia y Europa, así como reducir su huella de carbono.

Ver también: 8 espectaculares proyectos de infraestructuras

Pero con la OCDE, el FMI y la Comisión Europea esperando que el PIB europeo se contraiga a corto plazo, ¿seguirá siendo necesaria en los próximos años una flota con tanta capacidad de carga, que ya es demasiado grande para el Canal de Panamá y la mayoría de los puertos estadounidenses?

Preguntamos al director de operaciones de Maersk, Morten H. Engelstoft, para que nos explique la idea que hay detrás de la Triple E y si su escala colosal podría suponer una ventaja clave en el mercado o acabaría por jugar en su contra.

CNN: ¿Por qué Maersk decidió construir la Triple E?

Morten H. Engelstoft (ME): Creo que hay una pista en el nombre. La primera E significa economía de escala y se refiere al número de contenedores que podemos mover de una sola vez.

La segunda E es la eficiencia energética. Esperamos que el Triple E reduzca el combustible consumido en aproximadamente un 20% en comparación con el buque más eficiente de nuestra flota actual.

Y la tercera E es medio ambiente. Al reducir el consumo de combustible también reducirá nuestras emisiones de CO2 en un 20%.

El Triple E contiene suficiente acero para construir 8,4 Torres Eiffel.

CNN: Usted habla del medio ambiente pero Maersk también ahorrará mucho dinero en combustible.

ME: Absolutamente — el combustible es el mayor gasto operativo que tenemos, entre 5.000 y 6.000 millones de dólares este año. Queremos centrarnos en reducir el combustible porque, en gran medida, está bajo nuestro control. Todo nuestro comportamiento se centra en reducir nuestro consumo de combustible.

Si comparamos el Triple E con el buque normal de 13.100 (TEU) del sector en términos de consumo de combustible, el Triple E será un 35% más eficiente. Por lo tanto, estos buques nos ayudarán a ser más competitivos.

CNN: ¿Qué grado de desafío supuso supervisar y montar un buque gigantesco como éste?

El aspecto más desafiante de un proyecto como éste es averiguar cómo se llega realmente a los buques más optimizados
Morten H. Engelstoft, C.O.O. de Maersk

ME: Está claro que es un gran proyecto en el que hemos dado un salto tecnológico muy grande. Hemos invertido mucho tiempo en la preparación del buque, en el diseño del mismo y en su construcción con los astilleros.

Diría que el aspecto más desafiante de un proyecto como éste es averiguar cómo se llega realmente a los buques más optimizados.

Ver también: ¿Podrían los drones sustituir a las autopistas?

Si hubiéramos decidido hacer el buque aún más grande, habríamos podido reducir aún más el consumo de combustible por unidad transportada, pero eso habría añadido complejidad.

De igual modo, hemos limitado la velocidad máxima del buque a 23 nudos. La limitación de la velocidad máxima reduce el consumo de combustible. Podríamos haber decidido limitar la velocidad máxima a 21 nudos. Pero decidimos tener la flexibilidad que nos permitiera ir más rápido si nos retrasamos, por la razón que sea, con el fin de ponernos al día con nuestro calendario y reducir el impacto de incurrir en posibles costes adicionales más adelante en el viaje.

El Triple E tiene espacio suficiente para enviar 111 millones de pares de zapatillas.

CNN: ¿Es la Triple E un riesgo dada la actual incertidumbre financiera en Europa?

ME: Está claro que la economía mundial y, desde luego, la economía en Europa está sufriendo un bajo crecimiento. Por lo tanto, como la Triple E operará en el área comercial de Asia a Europa, observaremos el crecimiento del mercado con mucha atención.

Lo que hemos dicho es que queremos crecer con el mercado – no queremos crecer más que los mercados. Si el crecimiento lento y la debilidad de las economías continúan, buscaremos mover otra capacidad de esa línea comercial para que la capacidad que despleguemos esté en línea con el crecimiento de los mercados.

CNN: ¿No es un inconveniente que el Triple E sólo pueda atracar inicialmente en un número reducido de puertos debido a su tamaño?

En realidad, creo que un buque aún más grande puede resultar problemático al menos en un futuro próximo
Morten H. Engelstoft, C.O.O. de Maersk

ME: Desde el principio, el plan fue que estos buques se desplegaran en la línea comercial entre Asia y Europa. En primer lugar, se trata de la mayor ruta comercial para nosotros, por lo que tiene sentido que despleguemos los buques más grandes allí donde tenemos más carga.

También hay que tener en cuenta las terminales y las capacidades portuarias. Los lugares que cuentan con instalaciones que pueden manejar buques de este tamaño están efectivamente en Asia y en Europa. Hemos trabajado con las terminales comerciales desde el principio para asegurarnos de que están preparadas. También espero que, con el tiempo, haya más terminales capaces de manejar los buques.

Ver también: ¿Podría ser el Danubio la «autopista azul» de Rumanía?

Una cosa interesante es que el Triple E es capaz de transportar 2.500 contenedores más que nuestros actuales buques más grandes, los de la clase E, pero sólo es tres metros más largo y tres metros más ancho. Esto significa que estos buques no requieren realmente muchos más requisitos de capacidad de la terminal en comparación con los buques más grandes ya existentes en el mundo.

El Triple E es aproximadamente 12 veces más largo que una ballena azul adulta.

CNN: ¿Hay cierto prestigio en tener el barco más grande del mundo?

ME: En realidad no es lo más importante para nosotros. Solíamos tener los buques más grandes del mundo con la Clase E, pero ahora otra compañía ha introducido un buque más grande.

En realidad creo que la forma en que la mayoría de los transportistas lo ven es cuán optimizados están estos buques. Si los hubiéramos construido aún más grandes, quizá no nos hubiera dado ventajas adicionales en cuanto a costes. Para nosotros es mucho más importante tener buques que optimicen la eficiencia de costes que algo que sea el más grande del mundo.

CNN: ¿Habrá un buque aún más grande en los próximos años?

ME: No estamos pensando en ello y, de hecho, creo que un buque aún más grande puede resultar problemático al menos en un futuro próximo.

Creo que hemos llegado a un punto en el que será más difícil. Desde el punto de vista de la infraestructura, los Triple E no pueden hacer escala en todos los puertos del mundo. Un buque más largo dificultará las maniobras en los puertos que estamos considerando.

Diría que ha habido una tendencia a que los buques se construyan más grandes y más eficientes energéticamente con el paso de los años, pero no creo que veamos buques portacontenedores más grandes durante mucho tiempo.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.