Nacida en Wilmington, Delaware, en 1823, Mary Ann Shadd fue profesora, periodista y líder del movimiento de emigración canadiense durante la década de 1850. Shadd creció en un hogar abolicionista. Era la hija mayor de Abraham Doras Shadd, un próspero zapatero y veterano de la Guerra por la Independencia de Estados Unidos, y de Harriett Parnell Shadd. Como muchos negros libres de la élite del norte, Shadd recibió una educación cuáquera. A través de su familia activista, la enseñanza y el periodismo, Shadd se aseguró un camino hacia la política antiesclavista, uniéndose a otros negros desencantados que abogaban por el traslado voluntario a lugares donde la esclavitud había sido abolida. El oeste de Canadá, ahora el sur de Ontario, se convirtió en un punto geográfico para muchos emigrantes negros nacionalistas.

Asentarse en Canadá era un gesto simbólico, así como un esfuerzo concreto para establecer asentamientos negros libres independientes. La propia Shadd escribió sobre la hipocresía de Estados Unidos, que se identificaba como una democracia, pero apoyaba la esclavitud. En Canadá, que formaba parte de la monarquía británica, los negros encontrarían libertad política y económica. Uno de los objetivos centrales de los emigrantes era establecer comunidades agrícolas negras independientes, libres del control blanco. Durante su residencia en Chatham, Ontario, Shadd luchó por mantener su escuela a flote. Finalmente abandonó la enseñanza y se dedicó al periodismo, haciéndose cargo del Provincial Freeman de Windsor, Ontario, en 1853. Como principal editora del Freeman, Shadd viajó por todo Ontario y partes de Estados Unidos en un esfuerzo por conseguir suscripciones para el incipiente periódico. En el proceso, escribió ensayos sobre sus viajes, revelando su apoyo a la igualdad de sexo y raza. Tras la Guerra Civil y la muerte de su marido, Thomas Cary, Mary Shadd Cary regresó a Estados Unidos, donde se licenció en Derecho por la Universidad de Howard. Murió de cáncer de estómago en Washington, D.C. en 1893.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.